COMUNICADO SALIMAT ABANCA

La Feira Internacional de Galicia ABANCA acaba de decidir que la 24ª edición de Salimat Abanca, prevista del 4 al 7 de junio de este año en el marco de la 43ª feria Abanca Semana Verde de Galicia, se trasladará al próximo año. Concretamente se celebrará del 3 al 6 de junio de 2021.

Esta decisión está motivada por la situación de alerta sanitaria generada por el covid-19, que supone que no sea conveniente su celebración este año por responsabilidad social y económica con todos los agentes que participan en el certamen, pero que servirá para centrar todos los esfuerzos en hacer una gran edición en 2021, un año muy importante por ser Xacobeo y cumplirse el 25 aniversario del recinto, y también para continuar con el importante crecimiento de las últimas ediciones tanto de este Salón de Alimentación del Atlántico como de la feria Abanca Semana Verde de Galicia.

El análisis de la situación realizada por la entidad ferial, a la que se sumó la opinión de una amplia representación de los expositores confirmados, determinaron que lo más adecuado es no celebrar la feria en 2020 y preparar esta gran edición de 2021. La celebración de Salimat Abanca en junio no es pertinente por la incertidumbre sobre la evolución a corto plazo de la pandemia, pero llevarla a cabo en otras fechas tampoco sería idóneo. Se trata de un salón que se celebra junto a la feria Abanca Semana Verde, la cual cuenta con un importante porcentaje de expositores y actividad situados en el exterior. Por esto, no debería celebrarse más tarde de las primeras semanas de octubre para minimizar el posible impacto negativo del clima. Sin embargo, muchas empresas no confían en que la evolución de la pandemia pueda hacer que la sociedad recupere en esas fechas la normalidad necesaria para celebrar un evento que contó con 128.000 visitantes en 2019, siendo previsible que los asistentes sean en ese momento reacios a acudir a un certamen con este volumen de visitantes. Así, consideran que su participación se vería comprometida y no tomarían en todo caso la decisión de participar hasta el último momento, con las consecuencias que eso tendría a nivel organizativo y económico para la feria.

Asimismo, muchos de los expositores trasladaron a la Fundación su inquietud por su situación futura a corto y medio plazo, debido a las diferentes medidas derivadas del Estado de Alarma y las consecuencias que estas les están ocasionando a nivel económico y laboral. Una situación por la que indican que no pueden garantizar su presencia en la feria si se celebrara en este ejercicio y que, de hacerlo, minimizarían considerablemente su inversión.

Además, esta feria cuenta con unas fechas muy específicas en un calendario cada vez más concurrido, lo cual también es uno de los secretos de su éxito. En este sentido, su traslado a unas fechas que no son las suyas supondría entrar en competencia con grandes ferias de alimentación que o bien se trasladaron ya al último cuatrimestre del año o ya ocupaban estas fechas. Esto traería consigo una pérdida adicional de expositores que tienen comprometida su participación en otro certamen en esas fechas o que no pueden asumir estar presentes en varios certámenes en tan poco margen de tiempo por aspectos económicos, logísticos u organizativos.

Por otra parte, este cambio de fechas supondría también dificultades de comercialización y también en la organización de los Encuentros de Compradores de Salimat Abanca, una herramienta comercial que es fundamental en el salón para abrir nuevos mercados y que en 2019 propició 1.500 reuniones con 29 importadores y distribuidores (un 16% máis) de 17 países (un 21% más).